Porque hay historias que merecen ser contadas...

Es hoy cuando decido aprovechar la bondad de internet para empezar a organizar una parte de mi vida. Alguien me comentó que había creado un blog para su mamá y lo vi como una buena alternativa de poner en orden un gusto que siempre tuve y nunca me animé a compartir masivamente, quizá porque en realidad no me considero bueno, sino simplemente un aficionado que encontró en la escritura una descarga, una terapia, y sobre todo una forma de no matar los recuerdos, porque a medida que pasa el tiempo, la memoria nos engaña.
No recuerdo cuando descubrí este gusto, pero fue hace mucho tiempo y gracias al amor por la enseñanza y la literatura de una profesora del secundario (Ana Machado), y porque algo merecía ser documentado de alguna manera, y para mi la palabra escrita es la mejor forma de trascender cualquier frontera, incluso cuando el tiempo, la vida, y la muerte nos condenan a un final anunciado. Porque sigo insistiendo en que hay cosas que son infinitas, y no todo termina cuando nos llega la hora, porque al límite de nuestra existencia lo determinamos nosotros mismos con lo cosechado en vida, y hay palabras que tienen miles de años y perduran gracias a que alguien las escribió en un papel, una piedra, una pared.
La literatura es un arte, y como todo arte es infinito. Muy lejos estoy yo de ser un artista, aunque en mi afán de escritor, alguna tuve la fantasía de que mucha gente llegara a leer lo que escribo con el mismo gusto con el que lo hago.
Soy desordenado por naturaleza, y en ese gran desorden perdí muchas cosas que escribí, nunca tuve un diario, bitácora, cuaderno, archivo, ni nada que conserve lo que fui escribiendo, y lamento haber perdido una parte de esos recuerdos que no merecen morir. Por eso es que decidí desde hoy recopilar mi material en un blog.
Porque internet es la herramienta mas usada del mundo, porque así voy a dejar perder lo que voy escribiendo, y porque quizá no cumpla ese sueño de que mucha gente lo lea, pero se que alguien lo va a leer y se va a encontrar entre mis recuerdos, y hasta quizá sonría de gusto.
Termino el prologo de mi blog con un GRACIAS a todas las personas que vayan a participar directa o indirectamente de él, porque cada día guarda mil historias que merecen ser contadas, y yo lo hago "por el gusto de escribir".

viernes, 15 de mayo de 2009

Mi Casa

Una canción vieja en la radio,
una cama mitad vacía, 
un cajón lleno de agravios,
un colchón con melancolía.

Un telefono apagado,
un frasco de cobardía,
un café descafeinado,
una foto de su cara y la mía,
un reloj apresurado,
un plato de mediodía.

Un puro con sinsabores,
un arma de utilería,
un balcón carente de flores,
una guitarra sin melodía.

Una pecera sin peces,
una carta con ironía, 
un "te quiero a veces"
un "te amo todavía".

Un par de llaves de más,
un adiós sin alegría,
una promesa de nunca más,
un tipo que antes vivía.

2 comentarios:

Alejandra dijo...

Javi ! que bueno ! me gusto muchio ! vua seguir leyendote ! a ver que me encuentro !
saludos y felicitaciones por haber decidido plasmar tus pensamientos y compartirlos.
muah!

Nico y Cintia dijo...

Hola, soy Nico de Rosario y quisiera felicitarte por tus escritos. Ya que las fechas de publicación tienen unos meses de atraso, quisiera saber si seguís recibiendo comentarios en este blog. De ser así, te invito tmb a que leas revistabenteveo.blogspot.com donde se publica un cuento de autor por mes. Además mi amiga Cintia y yo estamos a cargo de la rvista Benteveo, donde participan escritores de la zona... con cuentos y poesías, en el caso que te interese te dejo un mail: nicorx@hotmail.com